Tecnopica.com

Poinsetia – Euphorbia pulcherrima

enero 7, 2019

De manera extraordinaria, y como colofón a las Fiestas de Navidad y Año Nuevo, hoy vamos a dedicar un artÍculo a la Flor de Pascua.

Esta planta, cada año es más habitual en nuestros hogares, es muy vistosa y con brácteas en diferentes colores.

La Poinsetia, de nombre Euphorbia Pulcherrima, y comúnmente conocida con varias denominaciones, la podemos encontrar durante todo el año, aunque su mayor auge se produce en los meses y días cercanos a la Navidad.

Es una planta – arbusto cada vez más extendida en su comercialización, en tiendas de muy variado perfil.

No obstante, al ser una planta de temporada, se considera erróneamente que una vez pasado el periodo Navideño la planta morirá o ya no servirá, al ser de hoja caduca.

Entonces, si eso no es así, porque no lo es…

¿Cómo podemos cuidar de nuestra Poinsetia – Euphorbia pulcherrima para que nos perdure durante todo el año hasta la próxima temporada?

Cuando llega al hogar.-

Esta planta se suele dejar en el tiesto y sustrato que traen desde el vivero durante los días de Fiesta. Viene hidratada y los materiales esponjosos que incorpora el sustrato hacen que el cepellón conserve humedad suficiente.

Por tanto, no es conveniente excederse en el riego mientras la disfrutamos, en nuestra mesa o junto a otros adornos Navideños.

En caso de ambientes más secos, un ligero riego por pulverización del sustrato de vez en cuando hará que mantenga la humedad y será suficiente para hidratarla y no encharcarla.

Procurad no mojad las hojas, o tomaran color negro y se marchitaran.

Cuando pasen las Fiestas, en el mes de Enero, ya habrá perdido algunas hojas, y ese es el momento de trasplantar.

Trasplante.-

La planta fue sembrada en origen con un pequeño cepellón envuelto en un tejido que hace de contenedor, con una pequeña cantidad de materia orgánica.

Este cepellón fue alojado en un tiesto al que se le añadió material esponjoso con algo de arenas y fibras, con objeto de procurarle un mayor índice de humedad.

Hay quien mantiene el cepellón y el tiesto, hay quien cambia el tiesto, añade tierra vegetal y deja el cepellón. En mi caso, limpio, saneo y cambio tiesto, quitando totalmente el cepellón y sus residuos.

Cambia el Sustrato por uno del tipo universal para plantas. Tierra negra.

Como norma: Elimino además completamente el sustrato alrededor, así como el tejido que envuelve el cepellón. En el proceso de limpieza se pierden pequeñas raíces radiculares, pero conservando algunas de ellas y las mayores, la planta no sufrirá deterioro una vez alojada en nuevo sustrato.

Limpieza.-

Aplico un chorro de agua para eliminar todos los restos de materia orgánica que rodean la base del tronco y las raíces, hasta dejar la planta completamente limpia.

Finalmente, pulverizo abundantemente, por todas las raíces, debajo del tronco y entre las raíces mayores, una buena ducha con insecticida y fungicida sistémico.

Dejo escurrir en un recipiente mientras preparo el sustrato.

Sustrato.-

Realizo una mezcla de sustrato de tierra negra universal y perlita a partes iguales, mezclo e hidrato. Opcionalmente, puedes añadir algo de Vermiculita para obtener mejor retención de humedad, dependerá del lugar de ubicación.

Maceta.-

Uso un tiesto acorde al tamaño de la planta. Para una de mediano porte con una maceta de 15 cms. x 15 cms. x 15 cms. aproximadamente, es suficiente.

Coloco malla mosquitera en el fondo de la maceta con algo de gravilla, para drenaje y para evitar que el sustrato termine perdiéndose con los riegos.

El tiesto, la malla y la gravilla se rocían con un fungicida sistémico y un insecticida de contacto o sistémico.

El mismo procedimiento se realiza con el sustrato, se humedece y se le aplica insecticida y fungicida por capas.

Para sustratos con sospechas de contaminación se puede proceder a la esterilización mediante calor en horno: 1 hora a 100º.

Siembra.-

Colocad la planta en el tiesto y rellenar de sustrato, procurando que las raíces queden a media altura del tiesto y sin enterrar demasiado el tronco.

Llenar hasta la superficie e hidratar, aplicar fungicida e insecticida en superficie.

Limpiad de hojas secas y podad resto de tallos viejos o no desarrollados.

Conservad los que aun tengan hojas, para estimular el crecimiento de nuevas raíces.

Cuando las hojas caigan completamente y antes de la primavera, podad todos los tallos dejando entre 5 y 10 centímetros del mismo por encima del sustrato.

Puedes obtener nuevas plantas de los tallos podados, a modo de esquejes, colócalos en un recipiente con agua destilada, cuando broten raíces, trasplanta a sustrato.

Para inducir la aparición de raíces, puedes añadir en el agua destilada vitamina b1, acido acetil salicílico o enraizante a base de germinados de lentejas.

Cultivo y evolución.-

Durante la primavera volverán a brotar con vigor, regar manteniendo el sustrato húmedo sin encharcar.

Durante el verano, regar más a menudo, procurando buena humedad, sin encharcar.

En otoño reducir riegos.

En el mes de octubre se procederá a colocarla en un lugar oscuro o con poca iluminación, hasta el mes de diciembre, para que tomen color las nuevas brácteas.

Espero que las próximas Navidades, vuestras plantas vuelvan a tener un lugar destacado.


Si tienes alguna duda sobre tus plantas de:

 

Orquídeas, Cactus, Suculentas, Carnívoras o Lithops

 

Deja un comentario, te responderemos lo antes posible.

También puedes consultar la sección:

FAQS

 

Comparte​​ este artículo​​ etiquetándome en las redes sociales​​ Facebook​​ |​​ Instagram​​ |​​ Twitter​​ |​​ Pinterest​​ 

 

Recuerda suscribirte a​​ nuestro boletín y canal de:

Youtube: Suscribe

 

Si deseas contactar con nosotros:​​ Contacto

 

 

Gracias por ayudarnos a compartir este contenido...

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *